Antenas 1982

antena V invertida para 29 Mhz

ANTENAS 1982
CONTEXTUALIZANDO EL ARTICULO

Autor: Pere, EA3DDK

http://elradioaficionadopatitieso.blogia.com

Este artículo se escribió durante el otoño de 1982, después de experimentar con diversas antenas para la banda de 10 metros, en las frecuencias de 29,000 a 29,100 MHz. la única zona donde los EC podían transmitir. Más tarde se permitió hacerlo entre 28,900 y 29,100 MHz. ¡En AM! Sí, sí, se suponía que los EC sólo podíamos usar la Amplitud Modulada, no la BLU (SSB) Banda Lateral Única. Así estaban las cosas entonces.

Se emplearon materiales muy sencillos, baratos y fáciles de encontrar en cualquier ferretería. Las pruebas demostraron que, siendo la antena el elemento esencial en una estación radiotransmisora de aficionado, ésta podía construirse de manera rápida y eficaz, estando al alcance de todos los radioaficionados, cualquiera que fuera su nivel técnico.

Se ha reeditado tal como se publicó en la revista URE de hace 25 años, respetando el estilo y los dibujos originales, hechos a mano alzada. Así lo hacíamos y disfrutábamos los radioaficionados de aquellos tiempos.

ANTENAS

Publicado en URE en diciembre de 1982 por EA3DDK

Acogiéndome a la idea aportada por xx7xxx, en la revista de agosto-septiembre y a la propia nota de redacción, ofrezco mi colaboración para lo que podría ser el inicio de una sección dedicada a los principiantes y veteranos poco versados en los grandes temas electrónicos, entre los cuales me encuentro yo. El tema elegido para esta ocasión es la siempre interesante experiencia del diseño, cálculo y montaje de una antena muy sencilla y conocida que no por ello deja de resultar práctica y sumamente eficaz e increíblemente económica. Se trata, en este ejemplo, de la “V” invertida monobanda para 29 Mhz.

Empezaremos a trabajar haciendo primeramente acopio del material que vamos a utiliza: necesitamos cinco metros de hilo conductor que muy bien puede ser el empleado en las instalaciones eléctricas de las viviendas; es suficiente una sección de 1’5 a 2’5 milímetros de sección. También nos hará falta un trozo de tubo de plástico de PVC de unos 30 centímetros de largo y unos dos centímetros de diámetro, el cual cortaremos en cuatro pedazos iguales para así disponer de otros tantos “aisladores-separadores”. Finalmente cuatro sujetacables pequeñitos y unos trozos de cuerda que nos servirá para sujetar los brazos de la antena en el lugar adecuado.

MONTAJE

  • Cogeremos el hilo conductor cortado en dos trozos de 2’5 metros, lo ataremos a una barandilla por uno de los extremos y daremos un par o tres de tirones para que pierda elasticidad y evitar así que, una vez montada la antena, se alarguen los brazos por efecto del viento u otras inclemencias meteorológicas.
  • A continuación los cortaremos a la medida según la fórmula simplificada: 142’5 / f (frecuencia en mhz.) el resultado de esta división nos dará la longitud de la media onda expresada en metros que, en nuestro caso particular será: 142’5 / 29mhz. = 4’91 metros de ½ longitud de onda.
  • Este resultado lo dividiremos por 2 para hallar la longitud de cada uno de los brazos que forman la “V”, el resultado es de 2’46 metros por sección.
  • Ahora cogeremos los cuatro pedazos de tubo y les practicaremos un taladro a 1’5 centímetros en cada extremos con un diámetro suficiente para que pase el cable que antes hemos cortado. (figura 1).
  • A continuación ensartaremos cada extremo de hilo conductor por uno de los taladros del respectivo “aislador” (figura 2) de forma que atraviese de cara a cara, y en los puntos A-A’ pelaremos el cable unos tres centímetros y, estos, serán los puntos donde soldaremos el conductor central y la malla del cable coaxial de 50 ohmios del tipo RG-58, que alimentará la antena.

Para evitar que se suelte el cable del aislador, lo fijaremos con los sujetacalbes, también llamados “perrillos”, puestos en los puntos señalados por “B”.

  • A continuación, uniremos los aisladores, cuyo cable ha sido pelado, mediante un alambre que pasaremos por el taladro que había quedado libre y, esta será la parte que ocupará el vértice de la “V” invertida. A los dos aisladores que aún les queda un extremo libre se les ensartará una cuerda o alambre a cada uno, que nos servirá para sujetar las puntas de los brazos a los amarres respectivos del suelo. Con todo ello a punto, ahora lo montaremos según la figura 3.

Cuando procedamos al montaje debemos tener en cuenta que:

  • a) El ángulo de la “V” no debe ser menor de 90 grados pues, si lo fuera, la radiación de ambas ramas tiende a anularse. En ángulos superiores a 120 grados, la antena se comporta como un dipolo.
  • b) Para longitudes de onda superiores a la banda de 20 metros, es necesario aumentar la sección del cable para hacerla más resistente mecánicamente.
  • c) Seguramente será preciso un ligero reajuste de la longitud de los brazos de la antena, según las características propias del lugar donde esté instalada.
  • d) Es conveniente disponer la antena de forma que sus extremos no puedan ser tocados accidentalmente ya que existe en estos puntos una tensión que puede llegar a ser peligrosa.

Este artículo es propiedad de su autor, Pere, EA3DDK, a quien agradecemos muy sinceramente el permiso para su publicación en nuestra web.

Puedes ver este artículo y otros muy interesantes en la web del autor: http://elradioaficionadopatitieso.blogia.com

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s